viernes, 2 de abril de 2010

Colección de décimas




Vale Bejarano


He venido a este lugar

Porque estoy apasionado

Trigueña sal a bailar

Este son bien zapateado

Que te voy a cantar

Versos que no son usados



El kilo está dividido

En la suma de mil gramos

Por el gobierno exigido

Y dicen los ciudadanos

Que en el mundo han conocido

Sólo a un Vale Bejarano



Si los improviso al presto

De ocho sílabas me salen

Los versos que saca el Vale

No tienen ningún defeto

Esos no se ponen prietos

Son finos sus materiales



No soy trovador de brillo

Como los desocupados

Pasa por este galillo

Cualquier licor despreciado

Pues no le busco colmillo

A ningún caballo dado



No queda por el descuido

De esta ciencia un borrador

Ahora sí sílabas mido

Salen mis versos peor

Porque tiene mi sentido

Falsa la tecla mayor



Como voy de retirada

Mi deber es avisarte

Como no produces nada

Lo mejor será dejarte

Porque está de la chingada

Vivir del amor al arte



Ya no puedo improvisar

Ya mi verbo se acabó

Y he llegado a calcular

Que el verso que yo empecé

Lo tendra que terminar

La madre que los parió


------------------------------------------------

Décimas


Copia divina, en quien veo


Copia divina, en quien veo

desvanecido al pincel,

de ver que ha llegado él

donde no pudo el deseo;

alto, soberano empleo

de más que humano talento;

exenta de atrevimiento,

pues tu beldad increíble,

como excede a lo posible,

no la alcanza el pensamiento.

¿Qué pincel tan soberano

fue a copiarte suficiente?

¿Qué numen movió la mente?

¿Qué virtud rigió la mano?

No se alabe el Arte, vano,

que te formó peregrino:

pues en tu beldad convino,

para formar un portento,

fuese humano el instrumento,

pero el impulso, divino.

Tan espíritu te admiro,

que cuando deidad te creo,

hallo el alma que no veo,

y dudo el cuerpo que miro.

Todo el discurso retiro,

admirada en tu beldad:

que muestra con realidad,

dejando el sentido en calma,

que puede copiarse el alma,

que es visible la deidad.

Mirando perfección tal

cual la que en ti llego a ver,

apenas puedo creer

que puedes tener igual;

y a no haber Original

de cuya perfección rara

la que hay en ti se copiara,

perdida por tu afición,

segundo Pigmalïón,

la animación te impetrara.

Toco, por ver si escondido

lo viviente en ti parece:

¿posible es, que de él carece

quien roba todo el sentido?

¿Posible es, que no has sentido

esta mano que te toca,

y a que atiendas te provoca

a mis rendidos despojos?

¿Que no hay luz en esos ojos?

¿Que no hay voz en esa boca?

Bien puedo formar querella,

cuando me dejas en calma,

de que me robas el alma

y no te animas con ella;

y cuando altivo atropella

tu rigor, mi rendimiento,

apurando el sufrimiento,

tanto tu piedad se aleja,

que se me pierde la queja

y se me logra el tormento.

Tal vez, pienso que piadoso

respondes a mi afición;

y otras, teme el corazón

que te esquivas desdeñoso.

Ya alienta el pecho, dichoso,

ya infeliz al rigor muere;

pero, como quiera, adquiere

la dicha de poseer,

porque al fin, en mi poder

serás lo que yo quisiere.

Y aunque ostentes el rigor

de tu Original, fiel,

a mí me ha dado el pincel

lo que no puede el amor.

Dichosa vivo al favor

que me ofrece un bronce frío:

pues aunque muestres desvío,

podrás, cuando más terrible,

decir que eres impasible,

pero no que no eres mío.


Sor Juana Inés de la Cruz

-------------

El recuerdo me desvela


con aquellas explosiones

cuando impactan los aviones

contra las torres gemelas.

El noticiero revela

al norte del continente

el humo y toda la gente

de esos grandes edificios

consumando el sacrificio

de cuatro mil inocentes.

------------

Moralito y Ramito

MORALITO:


Ramito por Dios lo siento
Traigo versos a derroche
Y como eres tan fantoche
Vengo a darte un escarmiento
Porque mi hermano presiento
Que no podras chantajearme
Ni tampoco ripostarme
Con mi verso bien medido
El pueblo sabe que has sido
La Chata de yo traquearme.



RAMITO:

Oiga mi hermano querido
Cante buscando otro broche
Yo nunca he sido fantoche
Ni chata de nadie he sido
Sea usted mas precavido
Eche combustible al tanque
Imposible que atrabanque
Al Cantor de la Montana
Con la melodia o mana
Yo soy la ficha del tranque

-----
Por estufa es un fogón
que yo aguijono con leña
como mi casa es pequeña
no tengo televisión
en mi estrecha habitación
yo vivo cual abogado
si se escucha en el techado
señores a la paloma
y yo vivo allá en la loma
mejor que un adinerado.

------
Técnica y Estética de la Décima
Por Juan Acevedo Carrión

No soy ningún erudito,
Tal vez poco de novato,
Con mi deseo sensato
De vertical jibarito,
Que aspira dejar escrito,
Con bastante corrección,
Un mensaje, una lección
Para que los trovadores,
Se conviertan en valores,
De nuestra improvisación.


Hacer la décima pura,
Es mi primera inquietud.
Si le di mi juventud,
A mi novia, la cultura,
He cavado su escultura,
Buscando la perfección,

Usando aliteración,
Anáfora y paradoja,
Pido amigo que la escoja,
Para darle nutrición.

El epíteto admirable,
Hace la estrofa más bella,
Y brilla como una estrella,
Un adjetivo agradable.
Es un tesoro admirable,
La décima bien tallada,
Puramente sazonada,
Con su métrica elegante,
Y su rima consonante,
Cultamente edificada.


Es difícil sumamente,
Nuestra típica Espinela,
Si faltamos a la escuela,
De la vida y de la mente,
Como alumno permanente,
Les podría asegurar,
Que no es fácil dominar,
La décima estilizada,
Vieja niña uniformada,
Que nos honra cultivar.

La décima esta regida,
Por un escrito patrón,
De esos diez versos que son
Una regla definida.
La misma esta dividida,
En ocho partes llamadas
Silabas encadenadas.
Con ritmo y con melodía,
Que es la selecta poesía,
Con sus diez líneas rimadas.


Rimando con la primera,
Hallaras la Quinta y la cuarta,
Y riman en doble carta,
La segunda y la tercera.
La seis y la siete entera,
Dan su rimada constancia.
La octava con elegancia,
A la novena le rima
Y ahí la décima se arrima,
A la sexta en consonancia.
--------------------------------------------------------------------------------

La Décima
Por el ilustre
Isidro Fernández


El primer verso rimado
Con el cuarto y con el quinto.
El dos y el tres con distinto
Sonido se han combinado.
Seis y siete y pie forzado
Otra rima diferente.
El ocho crea el ambiente
Igualándose al noveno.
Así hace el poeta bueno
Una décima excelente.



Con un buen vocabulario
y divina inspiración
Juntando con gran pasión
Las flores del diccionario.
Con los vocablos que a diario
Usamos en cada tema,
La piedra se vuelve gema
Con metáforas y similes.
Usando formas disímiles
Para crear un poema.



Cuando la palabra llana
Es la concluye el verso,
La métrica en su universo.
Ocho sílabas hermana
La palabra aguda gana.
Una sílaba al final
Cuando son siete en total.
Y en rima esdrújula, nueve
Una sílaba remueve,
La regla grammatical.



Las reglas de la poesía
Aplican los versadores,
Exaltando los valores
Del canto de serranía.
Muchas más cosas tendría
Que explicar este cantor.
Mas le dejo esta labor
Al que escucha interesado.
Una cosa he demostrado
No es fácil ser trovador.



SÓLO AMOR FUE MI EQUIPAJE

Si lo crees literatura
y no entiendes que fue cierto,
tal vez este amor es muerto;
sólo sexo fue, y locura.
Pero muerto y sin cordura
fue vida, pues fue viaje
por tu cuerpo; vasallaje
que pagué, y no me arrepiento.
¿Lo crees de “cine”,o un cuento?
Sólo amor fue mi equipaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada