domingo, 4 de abril de 2010

Francisco Portilla y la pobreza política

Pobreza Política


Miguel Hassam
Córdoba, Veracruz, México
Domingo 4 Abril 2010

Décima espinela al
Precandidato del Pri para Córdoba

En el primer día, veo
Precampaña de pincel,
Del precandidato aquél
Que es del Pri deseo;
Portilla para el empleo
Le escasea el talento.
Abusa de atrevimiento
Pues su afán increíble
Como excede lo posible,
No le alcanza el pensamiento.


El precandidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la presidencia municipal de Córdoba, es la misma persona que ya ejerció de alcalde en el período anterior al actual, con lo cual se demuestra que aquello de  "sufragio efectivo, no reelección" valió pura sombrilla, a pesar de la llamada revolución mexicana, a la cual, los mismos reaccionarios, quieren festejar con aquello de los centenarios, bicentenarios y todas esas jaladas que inventan porque su imaginación no le da para realizar algo productivo como procesar la basura con las técnicas modernas,  construir una docena de hospitales y otra docena de escuelas de todos niveles, o cuando menos detener a todos aquellos empresarios que destrozan la ecología sin que nadie les detenga el ecocidio mientras se llenan los bolsillos.

El tal precandidato del PRI se llama Franciso Portilla Bonilla y en su primer día de precampaña (sábado 3/abril/2010) lo único que pudo balbucear, lealo usted bien, fueron esas trilladas frases carentes de sentido, esa basura de palabras, de llamar "a la unidad para que todos juntos trabajen para convertir a la ciudad en polo de desarrollo" ¿Unidad en torno a que asunto llama Portilla? ¿Cómo piensa convertir a la ciudad  polo de desarrollo? ¿Cuál es el trabajo que deben "todos" realizar para ese progreso? ¿No es ya la ciudad la "Jiuston del Sureste" como prometía otro candidato también propenso a las vaguedades? Parece que este precandidato aun no cavila los nuevos tiempos de la humanidad en que todos los paradigmas han cambiado ¿Desarrollo? Mientras a  la humanidad ya le queda claro que no sabe a donde le lleva el desarollo sino es más que a su propia destrucción, nuestros profetas del pri se han quedado en el medioveo, no saben ni de lo que hablan, porque les ofusca el cerebelo su único interés por el placer fácil, por ser impunes y por vivir con privilegios.

Para Portilla lo indispensable es "crear condiciones para que se establezcan las empresas e industrias que hagan falta en la región" sin embargo no sabe siquiera ¿Cuales son esas empresas e industrias que hacen falta? ¿Que hace falta? ¿Una fábrica de quesos? ¿De autos? ¿de armas? ¿de agua potable? y ¿Las condiciones?  ¿Cuales son? ¿Energía? ¿Terrenos? ¿Agua? ¿Caminos? ¿Ferrocarriles? ¿Mano de obra calificada? ¿Gasolineras? ¿Cambios en el  uso del suelo? ¿Cómo detendría Portilla la contaminación que esas empresas e industrias que mal imagina? ¿Cómo detienen las mortales vinazas los productores de etanol? y ¿Los riñones de Tierra Blanca, quien los daña?

De todo eso el aspirante a repetir en el trono de la ciudad no sabe nada, lo unico que puede hacer es declarar vaguedades y caminar por las colonias estrechando las manos de los vecinos. Hay que señalar que a  los demas solicitantes de precandidatura de este viejo partido para ser candidatos a la presidencia municipal se les nego de manera impositiva tal solicitud. Es decir, que la tal precampaña, hasta carece de sentido, como todo lo del pri, ya que a que hacer precampaña si sólo hay un precandidato, eso es hacerle al tio lolo, es hacerle al loco.

Sin embargo este precampañero no tuvo empacho al pedir, cinicamente, a una mujer priista a quien se le nego la precandidatura, que se sume al "proyecto" que dice no es de él "sino de todos los cordobeses" ¿Quien le autoriza a este señor hablar por los cordobeses" a mi me queda claro que este precandidato no tiene ningún proyecto, lo único que hace Portilla es obeceder a su patrón, quien todos saben quien es el que lo manda.

Con esta pobreza de política económica que  rodea a los arribistas de partido que se ocupan de controlar el poder, nuestras comunidades se empobrecen cada dia más y muchas personas, ante la falta de oportunidades se autoexilian hacia otros lugares menos vulgares.

 ¡Ah, con lo verde que era antes mi valle! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada