miércoles, 7 de abril de 2010

¿Qué sigue Sr. Calderón?


¿Qué sigue Sr. Calderón?


Ejército abrió fuego el saldo: dos niños muertos y dos adultos heridos graves. ¿Cuántos niños, mujeres y hombres muertos por sus soldados necesita para parar esta guerra absurda Sr. Felipe Calderón?

Mario Andrés Aquino López
noticiasdelared.net para Kaos en la red
Hoy a las 3:13
68 lecturas


Velan a niños muertos por soldados del Ejército Mexicano y... no pasa nada - Soldados matan dos niños en retén militar

El compañero Gustavo Martínez informó que Militares del Ejército mexicano abrieron fuego con armas de grueso calibre contra una camioneta, donde viajaban 13 familiares, arrojando un saldo de dos niños muertos y dos adultos heridos graves.

Las familias, originarios de Nuevo Laredo, se dirigían a la playa de Matamoros para celebrar el Domingo de Pascua ó “Día de la Coneja”.

Las víctimas fueron los hermanos Lucero Michel y Martin Almanza Salazar, de 5 y 7 años de edad, respectivamente.

Los heridos son Martín Almanza, padre de los menores y Carlos Rangel, tío de los mismos.

Los hechos ocurrieron la tarde del pasado sábado en un retén carretero cercano a Nuevo Guerrero, en la carretera nacional Nuevo Laredo-Reynosa-Matamoros.

Dos de los sobrevivientes, desde la cama de un hospital particular de esta ciudad fronteriza, narraron los minutos de terror, pánico y muerte que vivieron a manos de los soldados.

Esto ocurrió el 5 de abril de 2010 en un reten militar en la carretera “Ribereña” cerca de Ciudad Guerrero, a unos kilómetros de la frontera con los Estados Unidos de América.

El herido y padre de los pequeños Martín Almanza, llorando suplico a las autoridades a que intervengan debido a que no puede estar pasando esta situación en donde dos menores se vieron afectados:”Iba llegando a Guerrero cuando pasamos el retén y nos empezaron a disparar, incluso sacamos una toalla en donde les decíamos que habían niños, pero no nos hicieron caso”, dijo con voz entrecortada.

La madre de los menores angustiada aseguró que: “…en ese rato (cuando todo había pasado) me dijeron los militares que me daban una disculpa, pero con disculpas nadie me los va regresar, ellos iban a la escuela como cualquier niño de esa edad”, expresó.

Si a esto unimos una parte del texto de una manta que colgaron en un puente de Reynosa, presuntamente los miembros del Cártel del Golfo, en el que dicen: “… Nosotros somos parte de Tamaulipas y no nos metemos con los ciudadanos civiles.” Y que los delincuentes, han expresado por medio de mantas que no permitirán que el grupo de los “Z” con quienes rompieron relaciones recientemente, secuestre, extorsione o dañe de cualquier modo a los ciudadanos pacíficos.

Si unimos todo, repito, nos encontraremos en un contexto, en el que el ciudadano común no sabe quién está a cargo de su seguridad, no les parece muy claro quienes son los malos, a pesar de que todos saben que el narcotráfico es un cáncer social, saben que no hay gobierno.

Recientemente el Gobernador de Tamaulipas Eugenio Hernández Flores dijo a la periodista María Jaramillo: “Hemos pedido al Gobierno Federal el apoyo, ya que gran parte de los reos que están purgando penas en los penales de Tamaulipas son reos del fuero federal, son reos peligrosos, son reos relacionados con el crimen organizado y éste, está mermando nuestra capacidad de vigilancia”.

El Gobernador, dice la periodista, reconoció: “…que el Estado fue vencido por el crimen organizado porqué tiene una mayor capacidad de fuego…”

Imposible negar que la Federación y el Estado fueron rebasados no obstante que el Ejército está en la calle, que la permanencia de éste ha provocado 18 mil muertes según la investigación del Periodista Investigador Octaviano Lozano, de los cuales cerca de 3000 han ocurrido en lo que va del año.

Todos, de gente inocente que nada tiene que ver con el narcotráfico, aparte son las muertes de los soldados (que no dan a conocer los mandos del ejército) y los de los propios narcos ya sea enfrentándose a otro grupo rival o a los soldados, que también suman varios cientos pero no llegan al millar.

¿Qué significa el hecho de que haya más muertos por “daño colateral” que entre los involucrados en la absurda guerra iniciada por Felipe Calderón?

Una explicación puede ser que los soldados y los delincuentes están fuertemente armados, llevan chalecos antibalas, tienen entrenamiento y generalmente poseen información de dónde y contra quién van a luchar.

Los civiles inocentes, no tienen nada de eso y aparte se encuentran además de en el lugar equivocado y en el momento equivocado, con soldados trastornados con esa droga que es la más fuerte de todas, droga que está constituida por un peligroso coctel de: poder e impunidad.

¿Cuántos niños, mujeres y hombres muertos por sus soldados necesita para parar esta guerra absurda Sr. Felipe Calderón?

Ya le han señalado hasta el cansancio que hay otras formas de luchar y todos se preguntan ¿por qué si Estados unidos es el principal consumidor no tiene índices tan altos de violencia y menos de muertes?

Espero que reflexione Sr. Calderón y detenga esta masacre de mexicanos, y se muy bien que es mucho pedir, pero debería poner a disposición de los tribunales civiles a todos los soldados que han asesinado a tantos mexicanos.

Claro que, cuando los pueda capturar, estamos seguros que se les aplicará todo el rigor de la ley a los delincuentes, que por algo se llaman organizados, pero no son invulnerables.

Deseo profundamente, que así sea, que el exterminio de mexicanos se detenga, que el Estado se organice mejor que los delincuentes, y los responsables de ambos bandos sean castigados.

FIN


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada